El sepulcro de los Heroes

Más reciente

Minako Seki – Festival en Butoh 2011 – Human Form II

 

Querido Amigo

¿No ves a este hombre del satori

Que ha dejado de estudiar y vive sin esfuerzo?

No pretende ni apartar las ilusiones

Ni buscar la verdad

Shodoka (poema) za zen

 

Minako Seki – Festival en Butoh 2011 – Human Form II

 

Dónde está el límite entre ilusión y realidad.

¿Es más sabio quien busca desesperadamente la verdad, o quien no busca nada y simplemente deja transformarse?

Es más sabio un niño, que en su pureza e ingenuidad, es capaz de mezclar ilusión y realidad, como un pintor mezcla sus colores.

La verdad absoluta no existe, solo existe nuestra percepción de la realidad.

 

El Butoh tiene como objetivo descubrir, explorar y liberar los aspectos de mente y cuerpo que han sido suprimidos y restringidos por el condicionamiento del entorno. El Butoh descubre y explora el juego entre mente-cuerpo.

Todo se acomoda a determinados principios, todo cambia, todo muere y renace.

Se recrea la realidad en el cuerpo y en el espacio alrededor del cuerpo. La forma es continuamente destrozada para dar lugar a la no forma. El cuerpo es destrozado continuamente para luego renacer en formas nuevas.

Nada es permanente ni en forma ni en substancia, nada está fijo. Lo mismo pasa con nuestra propia comprensión y entendimiento de la vida y el mundo que “deben estar en simbiosis con el cambio y preparados al continuo desafio”.

 

 

 

 

Anuncios

Me olvidé de Recordarme

Me olvidé de mí.

Me olvidé de mí dentro de un cajón.

Y me olvidé que tenía una vida.

Me dediqué tanto a lo que había nacido de mí que me olvidé de donde había nacido.

Me olvidé que para crecer se tiene que nutrir lo que uno tiene dentro.

Me olvidé.

Me olvidé de comer, de dormir, de cuidarme.

Me olvidé que para no olvidarme de mi tenia que recordarme de donde había venido. Y sobre todo para que.

Pero me lo olvidé. Cada día trataba de recordarme de no olvidarme, pero cuando me recordaba era demasiado tarde. Ya me había olvidado otra vez.

Y más olvidaba y menos recordaba que no debía olvidarme. Pero cada día se me olvidaba.

Cuanto más me esforzaba en no olvidarme, más eran las veces que no recordaba.

Pero, un amigo sabio me dijo: “Olvidar no significa no Recordar. Olvidar significa poderse permitir vivir en el Aquí y Ahora, para no seguir agarrados al pasado. Cuando el Olvido sacrifica tu Ser por la ceguera, entonces hay algo de desequilibrio en tus Planos. ”

Traté de no olvidar.

Pero ¡cuan difícil es la práctica respecto a la Teoría!

Muchas veces recordé, pero muchas más veces me olvidé.

Y me esforcé, me esforcé tanto para recordar. En cada momento, en cada instante. Muchas veces era difícil recordar. Pero cuanto más me esforzaba, más recordaba.

Y cuanto más recordaba, más se iban aclarando imágenes delante mío.

Hasta que un día me acordé de todo.

Érase una vez una muchacha que tenia un sueño. Su sueño era tan vivido que repentinamente se transformó en realidad. Pero la muchacha se había olvidado que el que aquel sueño pudo hacerse realidad gracias a los muchos compañeros que le acompañaron durante el viaje.

Me había olvidado de los Héroes que ya creía difuntos en su sepulcro.

Pero ahora me acuerdo de Todo.

Los Héroes están más que vivos.

El sueño se ha hecho realidad y Artemisa esta más que viva.

Gracias Gustavo, mí compañero en estas temerarias aventuras.

Gracias a mis padres y a mis hermanos, sin los cuales este viaje no hubiera empezado. Gracias a Gladys, a Ricky, a mis sobrinas y a todos mis amigos…

Pero, puedo decir sobre todo, Gracias a Mí, porque ahora no me olvido más de mí.

Espero poder seguir compartiendo con todos vosotros.


Libertá – Il ricordo del presente/Libertad – El recuerdo del presente


“Quante volte ho sentito il mio cuore vibrare

Quante volte ho creduto di dimenticare

Tante volte ho sentito la morte

Molte altre ho sbattuto le porte

Nell’oscuritá delle mie notti

Ho cercato parole di conforto

Quando giá il mio cuore sembrava tacere

Una voce mi ha detto di ricominciare”

Le parole hanno trasformato i ricordi. I ricordi i pensieri. I pensieri i sentimenti. Molte volte i ricordi hanno ammazzato i pensieri. Molte altre i pensieri si sono trasformati in sentimenti.

Libertá. Libertá Libertá. La mia libertá. La tua libertá. La sua libertá.

La libertá solo cessa di essere libertá, quando vogliamo costringere questa dentro una cornice. Confine limitato dentro margini illimitadi. “E’ libero ció che esiste unicamente per la necessitá della sua natura e solo per questa determina l’azione” diceva Spinoza. Tutto ció che é umano é libero. Libero da preconcetti, da pregiudizi. Libero di essere libero.

“E quando pensavo che tutto era svanito

La stessa voce mi ha detto di continuare”

Ci sono molte battaglie da affrontare. Molti cammini da scegliere. Tante decisioni da prendere. Non sempre riusciremo ad uscire illesi dalle battaglie. Non sempre sceglieremo il cammino corretto. Non sempre le decisioni saranno quelle giuste. Peró ogni battaglia, ogni cammino, ogni scelta sará guidata dalla libertá della nostra natura.

Ed é solo lottando, cadendo, sbagliando, che scopriremo ció che significa essere Libero. E vivere la vita in tutta Libertá

************************************************************************

“Cuántas veces he sentido mi corazón vibrar

Cuantas veces he creído de olvidar

Muchas veces he oído la muerte

Muchas otras he cerrado las puertas

En la oscuridad de mis noches

He buscado palabras de consuelo

Cuando ya mi corazon parecia callar

Una voz me ha dicho empezar de nuevo”

Las palabras han transformado los recuerdos. Los recuerdos han transformado los pensamientos. Los pensamientos han transformado los sentimientos. Muchas veces los recuerdos han matado los pensamientos. Muchas otras los pensamientos se han transformado en sentimientos.

Libertad. Libertad. Libertad. Mi libertad. Tu libertad. Su libertad.

La libertad solo acaba de ser libertad, cuando queremos restringirla dentro de un marco. Confín limitado dentro fronteras ilimitadas.

“Es libre lo que existe únicamente por necesidad de su naturaleza y solo por ella se determina la acción” decía Spinoza. Todo lo que es humano es libre. Libre de prejuicio, de ideas preconcebidas. Libre de ser Libre.

“Y cuando pensaba en que todo desvanecia

Aquella misma voz me ha dicho de continuar”

Hay muchas batallas que emprender. Muchos caminos para elijir. Tantas decisiones que tomar.  No siempre conseguiremos salir ilesos de las batallas. No siempre elijiremos el camino corecto. No siempre las decisiones seran las corectas.  Pero cada batalla, cada camino, cada decisión será guida por la libertad de nuestra naturaleza.

Es solo luchando, cayendo, equivocándose, que descubriremos el verdadero significado de libertad. Y vivir una vida en plena libertad.

El camino de los cromosomas (Reflexiones sobre un grupo)

El camino de los cromosomas

(Reflexiones sobre un grupo)

Introducción (extraído de http://www.iqb.es/cancer/g006.htm)

“Los cromosomas son los portadores de la mayor parte del material genético y condicionan la organización de la vida y las características hereditarias de cada especie. Los experimentos de Mendel pusieron de manifiesto que muchos de los caracteres del guisante dependen de dos factores, después llamados genes, de los que cada individuo recibe un ejemplar procedente del padre y otro de la madre.

Se descubrieron una serie de propiedades:

• Todos los individuos de una misma especie tienen el mismo número de cromosomas

• Los cromosomas se duplican durante la división celular y, una vez completada, recuperan el estado original

• Los cromosomas de una célula difieren en tamaño y forma, y de cada tipo se encuentran dos ejemplares, de modo que el número de cromosomas es de 2N

• Durante la formación de células sexuales (meiosis) el número de cromosomas baja a N. La fertilización del óvulo por el espermatozoide, restaura el número de cromosomas a 2N, de los cuales N proceden del padre y N de la madre

• Además de los cromosomas usuales que forman parejas, existen los cromosomas X e Y que condicionan el sexo. El cromosoma X está presente en dos copias en las hembras, mientras que los varones tienen un cromosoma X y un cromosoma Y. La asignación del sexo a un solo par de cromosomas explica la proporción aproximadamente igual de varones y hembras.”

Un día cromosoma X se encontró con un cromosoma Y. Intuitivamente ambos entendieron que eran extremamente diferentes. No obstante pudieron ver más allá de sus formas y entender que se habían encontrados porque, en el fondo, tenían algo en común. Empezaron a conocerse, a compartir ideas, sentimientos, emociones. Con el pasar del tiempo se dieron cuenta que, cuanto más estaban juntos, más su fuerza crecía, su amor, su conciencia. Así que un día decidieron unirse más profundamente en aquel viaje que había empezado tiempo atrás. Para poder, alquímicamente, dar a la luz el milagro de la creación.

De esta unión nació una nueva cadena de cromosomas. Cada uno acompañado de un cromosoma diferente, sin embargo junto a su perfecta pareja. Todos los 22, cada uno independiente pero coexistente.

Todos ecepto uno. Uno que había perdido su mitad durante el proceso de creación.

El cromosoma n. 5 (en que los científicos identifican el gene del miedo, la causa de los temores humanos, este temblor que circula para tus venas bloqueando tus emociones) se dio súbito cuenta de que le faltaba algo. Se sintió perdido cuando percibió que no estaba completo. Le faltaba su mitad.

Cada noche, envuelto en el oscuro túnel del temor, gritaba. Gritaba hasta el punto que le dolía todo. Cuando su pequeño y frágil cuerpo, todavía en fase de construcción, se quedaba sin aliento.

Nadie le oía. Nadie le contestaba. Nadie estaba para ayudarle.

Desconsolado, aceptó que aquellos gritos no servían de nada.

Pero, no perdió la esperanza. Sabia que tenia buscar lo que le hacia sentir aquel enorme vació dentro de si. Aunque le diese miedo no saber defenderse delante los obstáculos que iba a encontrar.

Un día, fatigado y angustiado, decidió que tenía por lo menos que intentar a superar sus turbaciones, desprenderse de sus temores e ir en la búsqueda de su ansiada mitad. Sin la cual sabia que no iba a ser feliz.

El camino era largo y peligroso, lleno de insidias y trampas. Sin embargo sabía que había llegado el momento de entrar en la galería de su vida para no sentirse más tan solo.

Empezó un extenso viaje de crecimiento. Muchas veces se perdió en un torbellino de emociones, un remolino de sentimientos que le subían por las entrañas hasta quitarle el respiro. No obstante, durante el camino, aprendió muchas cosas.

Aprendió el valor de la humildad, aceptando que el no era mas que un cromosoma igual, aunque diferente, a tantos otros cromosomas.

Aprendió a no juzgar. Quien conocía y muchos menos quien no conocía, pensando en lo tanto que aquel desconocido le iba a donar.

Aprendió que todos tenemos el derecho a ser felices. Pero que, de la misma manera, tenemos derecho a ser infelices, a sentir tristeza. Porque cada uno es un microcosmo dentro de un macrocosmo y que cada uno tiene su tiempo y su espacio para procesar su vivencia.

Aprendió a no tener apego a las cosas. No hay cosa más sublime que compartir y dejar ir. Si no donas, nunca recibirás. Y cuando crees de haber dado tanto, te equivocas. Siempre se puede dar más.

Aprendió que del dolor se creaba la felicidad.

Fue un camino largo, fatigado. Muchas veces desagradable y doloroso. Pero, se dio cuenta de cuanto había crecido durante aquel viaje.

Cuando finalmente logró reunirse con su mitad, entendió perfectamente todo por lo que había pasado. Después de tanto tiempo el cromosoma Madre, había envejecido y estaba a punto de dejar su forma para transformarse en otro cromosoma.

Así que el cromosoma n. 5 se acercó, tomó sus manos y le dijo:

“Madre, mi dolor, mi tristeza, esta dejando espacio para la felicidad. Ahora se y reconozco los pasos de mi trayecto. Ya no estoy solo. Porque todo lo que he aprendido se que podré compartirlo con los demás.”

Gracias de corazón

Peace, Love and Light

El escritor comprometido

Demócrata convencido, socialmente comprometido. Hiperactivo, listo como el hambre para los negocios, propenso al malabarismo literario, hábil para lidiar con los medios y conquistar titulares. Dave Eggers, este goleador de la escritura que acaba de demostrar que, además, es capaz de escribir un emotivo, convincente y muy serio alegato en contra del dolor y la tragedia humanas, es considerado como el faro de la ‘Next Generation’ (la nueva etiqueta que agrupa a los escritores norteamericanos, de treinta y tantos años, más representativos tras los atentados del 11-S).

Juntos con nombres como los de Jonathan Franzen, Chuck Palahniuk, Lorrie Moore, A. M. Homes, Jonathan Letem o David Foster Wallace (entre otros), Eggers hace parte de aquella generación que siente la misma exasperación ante el estado actual de las cosas. “Cultivan un tipo de escritura que está viva porque se mantiene en contacto con el presente“, dijo Franzen para buscar un punto de unión entre todos.

Pero, este benjamín de la literatura, nacido en Boston generación ’70, sigue siendo el más activo militante de aquel grupo renovador de la ficción norteamericana.

Limitar la definición de Dave Eggers a la palabra escritor es no hacerle honor. Autor de los que ya se han convertidos en best seller como A Heartbreaking Work of Staggering Genius’ (‘Una historia conmovedora asombrosa y genial’, como fue traducida peculiarmente al español por Planeta en 2001 y que fue el libro que le valió un rápido reconocimiento por parte de la crítica). ‘You shall know our velocity!’ (‘Ahora sabréis lo que es correr’), una historia sobre el intento frustrado de entregar dinero a gente que lo merece mientras los protagonistas viajan por el mundo al azar. Y la ultima ‘What is What’ (‘Qué es el Qué’), la historia real de Valentino Achak Deng, uno de los niños perdidos durante la guerra civil de Sudán.

Admirado por algunos debido a su tono desenfadado y crudo, y criticado por otros por facilismos tanto de corte sentimental como textual, Dave Eggers es uno entre aquellos personajes que no pasa desapercibido.

El no se limita a tocar el teclado en solitario. «Es muy fácil ser miope en EEUU y aislarse como escritor. En los años 80 y 90 hubo como una ‘belle époque’ que se prestaba a ello, pero algo ha cambiado desde el 11-S con las guerras mal gestionadas que han incrementado y con el nivel de rabia, que ha subido el nivel de responsabilidad en la literatura», dice Eggers.

No es su producción la razón para la cual la revista ‘Time’ lo incluye entre las 100 personalidades más importantes del planeta. O no es la única razón.

Eggers ha lanzado su propio sello editorial y lleva años, como fundador y editor, al frente de McSweeney’s y The Believer, una extraña revista literaria trimestral que cambia de formato en cada número y que, no obstante cuenta con el apoyo de grandes firmas, funciona como nueva plataforma para autores desconocidos.

Pero, lo que transforma este simple hombre de la cara siempre sonriente en una celebridad es sobre todo su habilidad en reinventar la figura del escritor comprometido. Es más, Eggers destina la mayor parte de sus royalties a proyectos sociales.

El más importante: 826 Valencia, un proyecto filantrópico, nacido en 2002, para acercar la escritura a los jóvenes.

826 Valencia es una organización sin fines de lucro, que brinda apoyo gratis a estudiantes de 6 a 18 años y ayuda los maestros a entusiasmar sus estudiantes.

«Creo en la fuerza de los libros para cambiar el mundo» afirma esta fuerte voz de la nueva narrativa «Nuestro trabajo se basa en la idea de que habilidades de escritura fuerte son fundamentales para el éxito en el futuro.»

El 826 Valencia, que se denomina así debido a su ubicación en el barrio de La Misión de San Francisco, cuenta con el apoyo de un equipo de voluntarios y la solidaria presencia de autores invitados, con el fin de diseminar un credo básico: que la escritura es fundamental para el desarrollo del individuo.

Probablemente debido a su amor por los cómics (escribía un cómic llamado Smarter Feller para SF Weekly), Eggers esta convencido que la escritura, antes o después de todo, es un juego. Quizás es por esto que en el retro de la escuela existe una trastienda que vende suministros “pirata”: en ella encontramos todo tipo de material para superhéroes, elementos indispensables para astronautas y viajes espaciales, todo lo que haga falta para ser un buen espía o botellas para enviar mensajes de náufrago, ojos de cristal, catalejos, banderas pirata….

Pero la tienda es sobre todo una de las fuentes de autogestión de la escuela. «La financiación siempre es un problema», reconoce Eggers. De hecho la organización recurre a la beneficencia, o a escritores que, como Nick Hornby o Jeffrey Eugenides, ceden los derechos de sus libros.

Esta atípica escuela de escritura creativa quiere ser un complemento vitamínico a la raquítica educación pública de Estados Unidos, que Eggers considera desastrosa e ineficaz. En una larga misiva el escritor americano criticó, con sarcasmo, a los que llama “monitores de la pureza”.

«Me siento frustrado ante el cambio que se quiere y lo poco que se logra» dice Eggers refiriéndose a la coyuntura política y económica del mundo «Pero con los años aprendí a ser realista y a dedicar mis energías en esfuerzos pequeños pero realistas».

Más que pequeños esfuerzos. Hoy 826 Valencia se ha convertido en 826 Nacional y cuenta con filiales en seis ciudades de Estados Unidos. El proyecto resulta aún más intrigante y, si cabe, aún más importante. No sólo está presente con su crítica material y concreta a un sistema de educación pública que los sucesivos gobiernos republicanos han ido desmantelando, sino también una sólida convicción sobre la efectividad del trabajo colectivo, autónomamente organizado, de la sociedad civil.

En cada 826 Valencia existe la idea de que los niños de las clases populares estadounidenses, a menudo hijos de inmigrantes, tienen derecho a un proceso didáctico personal e intensivo dentro del cual puedan desarrollar todas sus habilidades.

 La fórmula de Dave Eggers parece infalible. Sus pretensiones vanguardistas se mezclan a los riesgos estéticos que parecían exilados para siempre en la literatura comercial. La prosa rítmica de su escritos, la belleza de las historias, la autenticidad de las voces que hablan, entran en simbiosis con la realidad de la vida en la cual Eggers no se cansa de gritar y por la cual constantemente lucha.

En definitiva, esta nueva llama de la literatura se ha convertido en un escritor que, además de tener su propio taller literario, su propia revista y su propia editorial, es portabandera de otro sinfín de actividades sociales. Las cuales funcionan tan bien, que incluso la revista Forbes le dedicó, hace ya un año, un artículo muy elogioso.


La belleza de la Tierra

“Mi alma no puede encontrar la escalera del cielo

Sino a través de la belleza de la Tierra.”

Miguel Angel

Perdemos mucho tiempo en buscar nuestro Paraíso, que muchas veces nos olvidamos del verdadero Paraíso que tenemos a nuestro alcance.

Permitimos a nuestra mente que nos enjaule en la tiniebla de los pensamientos y descuidamos el contacto con nuestro cuerpo, con la Tierra, con nuestro Ser.

“Levántate a Ti Mismo con el yo y no dejes que el yo se venga abajo.

Porque el yo es el único amigo de uno mismo y uno mismo es el único enemigo del yo.”

Bhagavad Gita

Que placentero puede llegar a ser conectar totalmente con lo que uno mismo siente de ser. Que dulzura es comunicar con cada célula de tu cuerpo hasta transformarlo en Energía Pura.

Muchas veces he intentado explicarte con palabras algo que no puede ser explicado con la mente, sino a través de las sensaciones que solo el cuerpo puede permitirte probar.

Me gustaría poderte ofrecer mi corazón, ponerlo en tus manos y hacerte un homenaje para que puedas disfrutar con el. Me gustaría que hubiese luz en cada momento de tu vida y que tu camino sea como un rió, simplemente agua, que se deja llevar por la corriente. Que una lluvia de colores empape tus ojos, para que puedas saborear cada matiz de lo que ocurre en tu crecimiento personal.

Cada uno elije el camino que quiere seguir, y hay muchas maneras para poder disfrutar, pero hay una sola manera para sentirse liviano mientras se recorre el trayecto: DEJARSE FLUYR A LA VIDA. Permitir que esta nos hable y escuchar sus palabras. Dejar que las alas se abran en nuestra espalda y empezar a voltear en el cielo como pájaros que saben que significa LIBERTAD. Libertad de escuchar el propio corazón, las propias emociones. Libertad de Sentir, Libertad de Amar, Libertad de Vivir.

“Cuando deseas algo con todo tu corazón no hay nada que te pueda parar, solo tus miedos. No hay otra cosa que hacer que seguir soñando y solo así podrás saber quien eres verdaderamente. Nunca es demasiado tarde para empezar de nuevo.”

Sergio Bambaren

Todo se merece la pena de correr un riesgo. Y todo riesgo implica un eventual sufrimiento. Pero hay un dolor mas profundo: lo de quien nunca ha querido arriesgarse.

Porque la vida sigue siendo una Aventura, una Aventura Maravillosa. El Amor es la liberación a la vida….

….y dar es mucho mas placentero que recibir.

Dona todo ti mismo y mucho más. Solo así te regalaras a la vida.

Sientes con todo tu cuerpo; permítete sentirte cansado, percibir tus emociones, dejarte ir a tus pasiones. Deja que te falte el respiro si alguien lo necesita, haz latir más fuerte tu corazón si alguien necesita certezas. No hay nada de mas increíble que un sentido abrazo, nada de mas fantástico que un tierno beso…

No podemos elegir como morir ni cuando, pero si que podemos elegir como vivir…y una vida sin amor no vale la pena que sea vivida.

Pon siempre en juego tu vida, borras los miedos, no te dejes atrapar de las trampas de la mente. Por cierto, el miedo puede evitarte el dolor de mañana, pero puede quitarte la felicidad de hoy.

AMAS A LOS DEMAS, AMAS EL AMOR, AMAS LA VIDA….

….PERO SOBRE TODO ¡AMATE A TI MISMO!

Es la única manera para poder ofrecer a los demás una luz que ilumine sus caminos. Dejas que tu energía se expanda, que fluya. Y sientes con toda la fuerza que tienes para poder disfrutar cada instante de tu día.

“Los milagros son el juego de un instante, evocarlos es imposible; sin embargo se producen solos, a menudo en los momentos mas impensables y a quien menos se lo espera”

Katherine Ann Porter

No dejes de pensar que la vida sea un milagro; sigues fantaseando con los cuentos de hadas; dejas que tu imaginación vuele en lo alto del cielo. No permitir que se muera el niño que llevas dentro. La única manera de sentir es la de permitir que la curiosidad nos lleve para el sendero de la vida.

“Si crees que has donado demasiado, piénsatelo otra vez. Hay siempre maneras para poder dar mas y hay siempre alguien a quien se pueda dar”.

Norman Vincent Peale

Espero que estas palabras puedan llegar en el fondo de tu corazón.

Voy a comprar tabaco…

Voy a comprar tabaco

Fredrik no soportaba más el aire asfixiante de la habitación. El calor de la estufa prendida desde la mañana le estaba haciendo entrar ganas de vomitar. Lisa seguía mirando la televisión, con un obsesivo y compulsivo zapping de todos los canales. Incluso de aquellos de que la transmisión estaba interrumpida. La mirada ausente. Estaba ahí, pero era como si no estuviera.

“Estarán por llegarle sus ‘cosas’…”, pensó Fredrik machistamente.

No podía aguantar ni un minuto más aquella posición, engullido en los almohadones del sofá, con el ruido asordante de la televisión que aparentemente nadie estaba mirando. El aire pesado como espeso cemento, el silencio que mata cualquier sentimiento.

“Voy a comprar tabaco” dijo Fredrik quedándose de espalda a Lisa, que permanecía inmóvil en la misma posición desde horas. Fredrik sabía que ella ni siquiera lo estaba mirando, con los ojos clavados en las intermitencias de ondas de la gran caja negra.

No dijo nada. El pilló su Ipod y se marchó dejándose atrás aquellos últimos cargados minutos.

La música había empezado a invadir sus oídos. Las notas de una melodía, que en aquel momento le parecía celestial, le permitieron evadir en un espacio sin tiempo lejos de su momentánea aburrida cotidianidad. Lisa ya no existía más. El fresco aire de la calle le golpeó el rostro. Pero el efecto del vino bebido poco antes todavía le hacia girar la cabeza. Salió del pequeño callejón y de repente se sintió transportado en un lugar de ensueños. La muchedumbre pasaba desapercibida entre las hadas, elfos y duendes, gigantes y bailarinas, focos y alegre música. Un enorme escenario a cielo abierto para festejar la navidad y despedirse casi del año viejo.

Fredrik se dejó fascinar de aquel maravilloso espectáculo a que, sin quererlo, había sido invitado. Volvió atrás con la memoria, recordando cuando aún era un crío y creía en los Héroes y los Superhéroes. En que la única lucha en la vida era la para que ganase el bien y no para sobrevivir. Y en que los superpoderes te permitían no comer ni beber por días, meses o años si fuera necesario. Y para el, cuando aún era un niño, también Papa Noel era un héroe. Con aquella enorme panza, con la barba y el cabello ya blanco, con el frío y con la nieve tenía en una sola noche que dar la vuelta por el mundo entero solo con su trineo y con sus únicos amigos los renos para distribuir regalos a los niños.

Empezó a sentirse feliz como aquel niño que todavía creía en Papa Noel, sumergido en las luces psicodélicas de los carros, que seguían avanzando a paso de hormiga para la gran y transitada vía barcelonesa cerrada al tráfico. Niños y adultos disfrazados de alegres diablos corrían, saltaban y tocaban instrumento delante los ojos atónitos de Fredrik. Estaba impaciente, sus manos querían tocar al menos unos de aquellos personajes fantásticos para averiguar que fuesen reales. Pero se detuvo, pensando que un solo pequeño gesto podía llevarlo de vuelta a su realidad.

Se quedó ahí sin pensar en nada. Ni una vez pensó en que Lisa podía estar empezando a preocuparse. Había salido más de una hora antes. Los cascos en las orejas, pero el volumen de su música no alcanzaba superar lo de la fiesta del barrio. Se apoyó a un palo que sostenía una farola de la calle, mientras el espectáculo seguía. Sonriendo cada tanto en la cámara de algunos transeúntes que no evitaban grabar su sonrisa.

Su corazón empezó a latir con locura cuando delante sus ojos se paró un carro. Sobre ello los heroicos personajes de su saga preferida. Estaban todos: Darth Vader, Yoda, Obi Wan, Chewaka. Todos absolutamente idénticos a los verdaderos héroes de Lucas. Le hubiera gustado tener su compaña a lado, para registrar aquellos pequeños momentos de intensa felicidad. Nunca se separaba de su cámara fotográfica. Pero no la había llevada consigo. Solo iba a comprar tabaco.

Inesperadamente mascaras, personajes fantásticos y música se despidieron con suavidad de la muchedumbre, pronta a volver a casa después del frenético domingo de compras navideña.

Fredrik había olvidado que fuera había vida. Dio las gracias a todos aquellos desconocidos que, para un momento, le permitieron hacer viajar su fantasía. Al igual que la cámara para fotografiar le había permitido muchas veces de desplegar las alas.

Cuando la fiesta había ya casi acabado se acordó de que debía comprar tabaco. Enfrentarse con la fría maquina ‘escupe dinero’, como el solía llamarla y volver a casa donde anhelaba que Lisa al menos le estuviera esperando.

Con la música que todavía retronaba en su cabeza y con el espíritu todavía alegre por la inesperada bienvenida a la Navidad, se acercó a la fría maquina, compuso la combinación mágica y… tin, tin, tin…escupió su dinero.

Subió de un tirón la larga escalera que lo conducía a su dulce infierno y bramado paraíso. Introdujo la llave en la cerradura de la puerta pero, antes de abrirla, tomó aire esperando de no encontrar la misma escena que había dejado poco antes.

Cuando entró una asombrosa sorpresa lo estaba esperando. Lisa se había transformado. Despierta y con el rostro ligeramente maquillado, mientras su piel resplandecía sobre el negro del elegante vestido que llevaba puesto. Había preparado dos cocktails elegantemente servidos en nuevas copas que Fredrik nunca había visto. La triste luz de la estufa había sido sustituida por la de las esplendorosas velas.

Fredrik se quedó sin decir ni una palabra. Se quedó inmóvil sin tener el coraje de entrar por temor a destruir la atmosfera.

Lisa se acercó a el y, también en silencio, solo le estriño la mano y lo condujo al sofá, invitándole a sentarse. Le sirvió para beber y con la mano hizo un gesto de brindis.

Se besaron. Se besaron hasta quedarse sin aliento.

“Solo… había ido a comprar tabaco…” fue lo único que pudo decir Fredrik.

“Los hombres siempre dicen así y después no vuelven. Tu has vuelto… por esto tenia que estar preparada para festejar.”

Feliz Navidad y un Esplendido 2009 lleno de asombrosas sorpresas. Cuando meno te lo esperas la vida te sonríe.